Análisis del diseño y desarrollo de un proyecto de trabajo para la asignatura “Dirección de Arte” del Grado en Publicidad y RR.PP. (UVa)

El proyecto que presento a continuación fue desarrollado el pasado curso 2013-2014 para la asignatura “Dirección de Arte”, optativa para alumnos de 4.º de Grado en Publicidad y RR.PP. del Campus María Zambrano de Segovia, de la Universidad de Valladolid. Campus María Zambrano de Segovia (UVa)

Ya he hablado en una anterior entrada sobre mi visión de la docencia en la sociedad del conocimiento actual, y en otro espacio he comentado cómo es mi práctica docente en la Escuela de Arte y Superior de Diseño de Segovia como profesor de Artes Plásticas y Diseño. Aquí comentaré el proyecto que diseñé para el desarrollo de la asignatura “Dirección de Arte” que tuvo lugar a lo largo del primer cuatrimestre del curso 2013-2014, es decir, desde finales de septiembre a mediados de enero. Entre días festivos y demás, la docencia este año para la asignatura se redujo a 13 sesiones.

1) Inicio, planteamiento y definición del proyecto:

El primer día de clase se ofrece la Guía Docente. Digo que “se ofrece” porque propongo que dicha guía docente esté más o menos consensuada o al menos, que el alumnado participe en su definición. Por lo general el estudiante asume dicha guía docente y no hace ningún comentario ya que no están acostumbrados a que su profesor les pida opinión con respecto a temas como los contenidos, los criterios de evaluación, metodología, etc. A continuación explico el Proyecto que se desarrolló a lo largo del curso (de los 12 días restantes). La actividad consiste en que, por equipos formados por Sigue leyendo

La transmisividad en la docencia: alternativas para una educación más democrática

La transmisividad en la docencia se entiende por aquella práctica por la cual un profesor se postra frente a sus alumnos que, callados, pasivos, inamovibles y sentados por filas en un aula, le observan y escuchan mientras él exhorta una “clase magistral” demostrando todo lo que sabe. Después, ese profesor pide a los alumnos la realización de unos ejercicios cuya respuesta está en el libro de texto y al final, se hace un examen para que los alumnos, demuestren al maestro que se han aprendido de memoria lo que ponía en dicho libro. A esto, María Acaso lo denomina “educación bulímica” puesto que lo único que se busca es que el alumno “vomite” lo que ha memorizado, en un trozo de papel.

Miss Jean Lilburne with her class in the Grade One room at Drouin State School, Drouin, Victoria

Sigue leyendo