La transmisividad en la docencia: alternativas para una educación más democrática

La transmisividad en la docencia se entiende por aquella práctica por la cual un profesor se postra frente a sus alumnos que, callados, pasivos, inamovibles y sentados por filas en un aula, le observan y escuchan mientras él exhorta una “clase magistral” demostrando todo lo que sabe. Después, ese profesor pide a los alumnos la realización de unos ejercicios cuya respuesta está en el libro de texto y al final, se hace un examen para que los alumnos, demuestren al maestro que se han aprendido de memoria lo que ponía en dicho libro. A esto, María Acaso lo denomina “educación bulímica” puesto que lo único que se busca es que el alumno “vomite” lo que ha memorizado, en un trozo de papel.

Miss Jean Lilburne with her class in the Grade One room at Drouin State School, Drouin, Victoria

Sigue leyendo

Mi personal imprenta de Freinet

Célestin Freinet fue un maestro francés, conocido dentro del ámbito educativo como el introductor de la que podríamos llamar pedagogía colaborativa o cooperativa, consistente en hacer partícipes y co-responsables a los alumnos, de lo que aprenden en la escuela, haciendo que sean los protagonistas de su propio aprendizaje. Son los alumnos los que construyen el conocimiento, de ahí que el término constructivismo acompañe a las teorías del aprendizaje de Freinet.

Freinet introduce algo novedoso en el aula: incorpora un medio de comunicación, concretamente una imprenta que utilizará para que sus alumnos escriban un periódico escolar. Esta era la actividad central (no transversal) dentro del aula, y a través de ese periódico, los alumnos debían expresar, comentar, reflexionar… sobre distintos contenidos. Aprendían escribiendo, pero más importante aún, escribiendo para que fueran leídos, en primer lugar por el pueblo y más adelante por aulas y escuelas de otros lugares que se van a ir interesando por este sistema de aprendizaje.

Por eso llamo a este blog mi personal imprenta de Freinet. Será la imprenta a través de la cual pretendo aprender reflexionando, expresándome e investigando sobre distintos temas. Lo más importante de este proceso es que lo hago para ser leído, para que los comentarios de quienes leen, leéis, estas líneas me enriquezcan tanto a mí, como a cualquier otra persona que tenga curiosidad por lo que escribe este estudiante de la comunicación educativa y de las posibilidades que internet ofrece a quienes queremos aprender.

Referencias:

KAPLÚN, M. (1998). Una pedagogía de la comunicación. Madrid. Ediciones de la Torre.